Estas almejas son exclusivos de Nueva Zelanda y son fácilmente reconocibles por sus colores distintivos que pueden ser de color blanco, verde o marrón a gris.

Utilizamos sólo, almejas finas de calidad recién cosechadas de las aguas puras del Océano Pacífico Sur. Pocas horas después de la cosecha, las almejas frescas se someten a estrictos controles de calidad para garantizar que sólo las mejores almejas sean procesadas.